Menú Cerrar

Cómo evitar los errores más comunes en Tinder


Probablemente ya sepa todo sobre Tinder, si no, diríjase a nuestra guía para principiantes y prepárese. Cuando se usa correctamente, Tinder puede ser una mina de oro, pero si no lo usa correctamente, un paso en falso puede arruinar todo y hacer explotar todo su arduo trabajo.

Aquí hay algunos consejos y trucos simples que deberían ayudarlo a evitar los errores más comunes en Tinder.

Tinder: concebido originalmente como una especie de respuesta directa a la popular aplicación de ligue gay Grindr, el gigante tecnológico es ahora sinónimo de la obsesión de la cultura millennial por la comodidad.

Puede que Tinder no sea la utopía de deslizar el dedo hacia la derecha para conseguir el amor que todos queríamos, pero, sin embargo, tiene sus historias de éxito, y no sólo para los ligues de una noche. Todo el mundo conoce a alguien que conoció a su pareja en Tinder, y con su formato simple y limpio, es menos torpe (y menos trabajo) que OkCupid, su competidor más basado en la personalidad y la compatibilidad.

Hay dos tipos de personas en Tinder: las que tienen perfiles de novela y las que tienen perfiles de cuatro palabras. Ambos tipos de perfiles son muy desalentadores, y por razones similares: la gente quiere tener una idea de tu personalidad a partir de tu «Sobre mí», pero no quiere saber lo que te gusta o lo que no te gusta.

Unas pocas frases parecen ser el punto óptimo, y es mejor evitar enumerar drásticamente tus intereses o tu profesión, aunque esta última ahora puedes enumerarla por separado.

 

Sin embargo, por cada pareja hecha en el cielo de los deslizamientos, hay innumerables historias de terror, e incluso más usuarios que sienten que han fracasado completamente en la omnipresente aplicación de citas. Si ese es tu caso, puede que necesites algunos consejos sobre Tinder. Aquí tienes los siete errores comunes de Tinder que podrías estar cometiendo, además de cómo solucionarlos.

Cómo evitar los errores más comunes en Tinder

La primera impresión lo es todo, y básicamente te estás vendiendo con tu perfil, tus fotos y tu primer mensaje en Tinder. La mayoría de los veteranos de Tinder han compartido un dilema común: enviar un mensaje a alguien y no obtener respuesta. Si bien es posible que esa persona no esté interesada, también puede ser que tu primer mensaje haya sido un fracaso.

Hay dos tipos de primeros mensajes de mierda: los aburridos y los excesivamente sexuales. Los primeros mensajes aburridos que sólo contienen las palabras «hola» o «qué tal» son comunes, pero eso no los hace menos molestos.

El primer mensaje excesivamente sexual parece ser sobre todo cosa de heterosexuales, pero también puede venir de otros. No hace falta que describa este tipo de mensajes, porque probablemente haya recibido alguno o haya oído hablar de ellos a sus amigos. Basta con decir que nadie quiere que le pidan un favor sexual en el primer (o tercer) mensaje de un aleatorio de Tinder.

Recuperarse de este error es bastante fácil: basta con enviar el tipo de mensajes que te gustaría recibir. Un buen consejo de Tinder es preguntar por las fotos más destacadas («¿Dónde está la playa en tu segunda foto? ¡Se ve increíble!»).

Evitar las multitudes

No te pierdas entre las caras de tus amigos. Recuerda que Tinder no especifica quién eres en la foto, así que intenta aparecer en ellas tú solo. En todo caso, incluye a tu gato o perro.

Montones de fotos

Otro de los errores más comunes en Tinder, es tener sólo una foto, pues te hace ver como un falso potencial. Una buena variedad de fotos es lo mejor y no menos de 3 es la regla. Al menos de esta manera, podrán ver que eres una persona real en vivo. Intenta tener algunas fotos tuyas también en situaciones sociales, no solo esas fotos profesionales en las que te ves deslumbrante.

Independientemente del género, todo el mundo que ha usado Tinder se ha encontrado con el mismo dilema: ves a alguien que te parece guapo, pero cuyas fotos son granuladas, deslucidas o de algún modo malas.

Las quejas sobre este tipo de fotos varían desde tener demasiadas fotos de grupo, tener fotos de niños sin explicar si son tuyos o no, demasiados selfies en el espejo, tener fotos de animales u objetos que no son tú o, en algunos casos, tener una sola foto.

La gente quiere verte desde distintos ángulos, así que dales lo que quieren. No es necesario que pagues por un retrato o una fotografía profesional (aunque las fotos de alta resolución parecen marcar la diferencia), pero tener una variedad de fotos seguro que te ayudará a conseguir más citas.

Cómo evitar los errores más comunes en Tinder (1)

Usa tus mascotas

Todo el mundo ama a un amante de los animales, dentro de lo razonable. Pegue su cara justo al lado de un animal y parecerá mucho más atractivo para el sexo opuesto. Es un hecho.

Sin desnudos

No importa cuánto quieras mostrar ese cuerpo de playa, no es para Tinder. Nadie quiere ver eso como su primera impresión, especialmente si está usando Tinder para tener la oportunidad de una relación a largo plazo. Por desgracia es uno de los errores más comunes en Tinder.

Texto de perfil simple

Un par de palabras hace el trabajo, explica un poco sobre ti pero no entres en detalles masivos. Solo datos clave, nadie se sentará allí para leer un ensayo de 500 palabras antes de decidir qué deslizar.

Muestra tus intereses

Tinder te emparejará con aquellos que estén interesados en lo mismo. Para hacer esto, necesita actualizar o hacer públicos sus intereses en Facebook. Si amas películas, pasatiempos o deportes en particular, hazlos conocer y es posible que te emparejen con personas afines.

No mientas

Esto no es por una cuestión técnica: a nadie le gustan las personas que mienten, ¡así que no lo hagas! Puedes terminar teniendo una cita mintiendo, pero no te irá bien si te descubren. Siempre estarás atrasado, encubriendo tus mentiras. Es estresante y no recomendable. Mantente honesto y sé tú mismo. 

Suponiendo que no seas un asesino en serie o un fetichista de los pañales (en cuyo caso, probablemente deberías estar en la app FetLife), parece raro considerar la posibilidad de que estés siendo menos que honesto en Tinder. Pero hay algunas mentiras sutiles que todos parecemos decir en nuestros perfiles y que la gente puede oler a una milla de distancia.

Una de las primeras señales de alarma para mucha gente de que puedes estar mintiendo en Tinder es tu ocupación. Si eres un escritor principiante que aún no ha sido publicado, sólo indica tu escuela secundaria o universidad, no te pongas como autónomo. Si eres un empresario, no pongas tu empresa a menos que estés ganando dinero con ella. Si estás empezando con tu carrera de actor… en fin, ya me entiendes.

El otro ejemplo obvio de falta de veracidad en Tinder es, por supuesto, el engaño. Una cosa es usar la aplicación si estás en una relación abierta o poliamorosa, pero otra muy distinta es afirmar que tienes una relación abierta cuando no lo estás – o, peor, usar Tinder mientras tienes una pareja monógama que no lo sabe.

Gracias a la página web «Swipe Buster» (ahora Cheater Buster), tu pareja puede encontrar tu Tinder secreto, pero si intentas usar Tinder para engañar, debes saber que otras personas también pueden y van a descubrirte.

En Tinder, como en la vida, la honestidad es siempre la mejor política. No exageres tu estatura o tus ingresos, simplemente sé sincero contigo mismo, y las parejas correctas te seguirán.

Aunque tu perfil tenga una longitud adecuada, lo que escribas en él sigue siendo importante. Pocas personas han utilizado Tinder sin ver los perfiles que dicen: «Nadie lee nunca estas cosas», «Sin sentimientos» o, lo peor de todo, «No responderé si…».

Si tienes dudas sobre qué escribir en tu biografía de Tinder, haz un estudio de mercado individual con amigos del género que te interesa. Pídeles que te describan la biografía de su pareja ideal, que te muestren las buenas con las que se han topado, o incluso que te ayuden a idear una biografía genial basándose en su conocimiento de ti.

Tinder es, en teoría, el sueño de los tímidos: puedes conocer a gente guay y atractiva sin tener que acercarte a ellos en un bar o en el supermercado y pensar en algo ingenioso e inofensivo que decir. En la práctica, sin embargo, a algunas personas les resulta difícil enviar primero un mensaje a una persona que coincida con ellas, o terminan en una conversación interminable que nunca parece ir a ninguna parte.

Solucionar esto es increíblemente sencillo: ¡mándales un mensaje! Utiliza cualquier cosa ingeniosa o interesante que se te ocurra (consulta los consejos anteriores), y sal de dudas. Y una vez que hayáis hablado un poco, pídeles su número para que las cosas avancen en la dirección correcta. Seguro que te lo agradecerán.

4.6/5 - (16 votos)

Publicado en Match en Tinder, Tinder, Tinder buscar pareja, Tinder español, Tinder experiencias